Bogotá (I)

DSC_0022

En busca del tesoro de El Dorado, Gonzalo Jiménez de Quesada y sus tropas recorrieron el territorio colombiano. Hallaron en su viaje, salinas, oro, esmeraldas que brotaban de la tierra, al igual que exóticos frutos ubicados en lo que ahora se conoce como “La Sabana de Bogotá”. Después de derrotar a los indígenas muiscas y conquistar la región de la sabana, establecieron en lo que es hoy el Chorro Quevedo, una iglesia y doce chozas, las cuales serían habitadas por ellos y los conquistadores españoles venideros. Agua, leña, alimentos, tierra fértil y la adecuada protección contra la fuerza del viento a cargo de los cerros Guadalupe y Monserrate, cobijaron a este pequeño poblado llamado Santafé, el mismo que años más tarde, considerado la capital de Nueva Granada, se convertiría en el epicentro político y económico del país.

Hay mucho que hacer y su barrio colonial de La Candelaria es una mezcla de elementos culturales e históricos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s