Regresar a Chile se convierte en toda una aventura..

Después de  9 meses de viaje había llegado el momento de colgar las botas y regresar de nuevo a la rutina.  Mi idea era regresar a Chile por el Paso Jama hasta San Pedro de Atacama.  Pero cuando llegue de nuevo a Pumamarca me encontré con el Paso Jama nuevamente cerrado  por la nieve que había caído en los últimos días en el lado chileno.  Necesitaba pensar en un plan B así que decidí regresar a Jujuy unos días y esperar hasta que se abriera de nuevo de la frontera. 

Pasaron varios días y la frontera aún esta cerrada.  Ahora  si que necesita pensar en algo,  tenia que llegar  a la frontera urgentemente si o si,  he cumplido los 3 meses desde mi entrada en Argentina y si no me iba pronto eso podría darme  más de un dolor de cabeza para salir.  La forma más rápida para salir de Argentina era sin duda ir hacia norte y entrar en Bolivia. Para entrar en Chile tenia varias alternativas, las más cercanas eran el paso Portezuelo del Cajón,  el paso Salar de Ollagüe, el Paso Colchane-Pisiga y el Paso Apacheta de Irpa.

No me quise arriesgar, así que me fui a lo seguro, de Villazón a Oruro y entrar en Chile por Iquique. Por la mañana tome el bus hasta la Quiaca.  En el paso fronterizo argentino la espera se hace eterna, estuvimos varias horas esperando para poder cruzar la frontera.  Finalmente consigo cruzar la frontera y paso la noche en un hostal en  Villazón.

A la mañana siguiente pongo rumbo a Oruro.  Llegamos a Oruro pasada la medianoche, después de más de 10 horas de viaje, pregunto por los autobuses que van a Iquique.  Apenas quedan unas horas para que salga el autobús, no merece la pena ir a un hostal para pasar la noche. Compro mi billete y me quedo por la zona a la espera de que salga el autobús.  Hace mucho frío, como aún me quedan unos bolivianos decido gastarlos en una sopa en un pequeño puesto local y aprovecho para dormir un rato en el autobús.

Finalmente a eso de las 4:30 de la mañana el conductor nos informa que el paso hacia Chile estaba cerrado por la nieve y no sabe a ciencia cierta si podremos pasar.  Nos pregunta a los pasajeros si queremos intentarlo o si nos quedamos en Oruro hasta que abran la frontera de nuevo.   Mi primer pensamiento fue: “Nooooooo!, otra vez no! estoy gafado! ¿Qué demonios tengo que hacer para poder cruzar a Chile?.

La votación de los pasajeros fue unánime, iríamos hasta la frontera  chileno-boliviana y esperaríamos hasta que la abran. El viaje hasta la frontera se hace sin novedad.  Cuando llegamos la frontera aún esta cerrada, los quitanieves chilenos están trabajando para limpiar la carretera y hay que esperar.  Aproximadamente un par de horas más tarde por fin ya se puede pasar, salimos de Bolivia y entramos en territorio chileno.

El paisaje esta completamente nevado, los quitanieves trabajan a destajo para limpiar la carretera, nos cruzamos con un par de ellos a unos pocos kilómetros del paso fronterizo chileno.  A eso de las 16:00 llegamos a Iquique. Estoy agotado, han sido dos largos días de viaje, pero finalmente he conseguí mi objetivo, nunca pensé que llegar hasta Chile podría convertirse en toda una aventura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s