¡Tengo un tractor amarillo!

Tanto para llegar como para salir de la Playa de Guabun había que caminar aproximadamente unos 5 km desde la carretera donde te deja el autobús rural hasta el pie de playa.  A la ida, me hice al dolor y me hice todo el camino en el coche de San Fernando, vamos lo que se conoce como un ratito a pie y otro ratito caminando,  ya que no tenia ninguna esperanza de que pasara algún coche que fuera de camino hacia el pueblo y que encima me parara.

A la vuelta, ya estaba un poco cansado.  A la salida del pueblo, me he encontrado con unos hombres trabajando, estaban removiendo tierra con un tractor.   Los saludo y continuo con mi camino como si nada. Unos cientos de metros más allá siento el ruido del tractor que viene hacia mi,  cada vez lo siento más cerca, así que cuando veo que ya esta casi encima de mi, me aparto del camino para dejarle paso.  El hombre del tractor me saluda de nuevo  y adelanta, cuando ya me había sobrepasado unos cuantos metros veo que el tractor se detiene y veo como el hombre asoma su cabeza y me pregunta:

  • ¿A donde vas? ¿quieres que te lleve?

  • Voy hasta la carretera, a tomar el bus rural a Ancud, le contesto.

  • Yo paso por allí,  voy a Faro Corona, si quieres te llevo

  • Bueno, pues si, la verdad es que se lo agradezco le contesto nuevamente.

  • Pues nada,  sube que te llevo.

  • Gracias 🙂

Me subo al tractor y me dice que coloque encima del capo donde esta el motor. Arranca y continuamos el camino.

En ese momento, y no se porque me viene a la cabeza la canción de Zapato Veloz “Tengo un tractor amarillo” .  Así que me da el punto y me pongo a cantarla:

Tengo un tractor amarillo,
que es lo que se lleva ahora.
Tengo un tractor amarillo,
porque es la ultima moda.

Cuando finalmente llegamos a la carretera, el hombre ha parado, me he bajado del tractor y  le he agradecido nuevamente por haberme llevado antes de que el hombre continuara con su camino, mientras que yo me quedaba en la carretera a la espera de que pasara algún autobús rural que me llevará de regreso hasta Ancud.

Durante estos meses que llevo de viaje he hecho ya varias veces auto-stop, pero esta es la primera vez que me ha parado un tractor y la verdad es que me ha resultado bastante curioso ir subido en el.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s